Flores en tiempo de guerra

Desde la creación de la Unión Europea hemos ido poco a poco asumiendo como estable la posibilidad de una paz larga en Europa donde tantas y tan terribles guerras han tenido lugar. Pero con el tiempo hemos comprobado que si bien es cierto que las guerras entre los países afines europeos actualmente son muy improbables la amenaza de violencia llega una y otra vez hasta nuestras mismas fronteras. Ahora es el gobierno corrupto de Rusia, impulsado por un dictador y su corte de oligarcas quien, en un retroceso de siglos, pretende deshacer acuerdos territoriales de hace casi 80 años sobre Ucrania para ajustarlos a sus obsesiones. La guerra de nuevo cercana, las pobres gentes, de nuevo, abandonan hogares y familias, mueren o son heridos, muchos huyendo de ella llamarán a nuestras puertas.

Me parece ingenuo creer que una sociedad sin ejército puede ser viable porque carecer de defensa es una estrategia suicida para una sociedad y prácticamente no existen países en el mundo que la hayan adoptado. Existe entonces la necesidad de fabricar algunas armas prioritariamente defensivas e incluso venderlas de forma controlada para poder financiar una actividad estable, acorde con las necesidades de la defensa. Pero un mundo en el que la industria de armamento es tratada como una simple actividad más es un lugar peligroso y triste en el que viven gentes manipuladas, sometidas una y otra vez a la voluntad de los mercaderes y los mercenarios.

Nuestras armas no son las flores, quienes pensamos que sólo es moralmente aceptable la guerra contra un atacante directo carecemos de armas de ataque. Las flores son tan sólo un lugar en la imaginación. Lo más parecido a un arma que tenemos quienes no creemos en la guerra para solucionar conflictos políticos es el desprecio. Si los señores de la guerra conocieran nuestro desprecio les provocaría como mucho una sonrisa, ellos tienen mucho poder. Sin embargo nosotros tenemos una ventaja importante: somos muchísimos más y nuestra voz no la pueden callar hasta que llega a su pueblo que sufre y que terminará por derrotarles.

Desprecio hacia los fanáticos que moldean a sangre y fuego el mundo para que se parezca a su ideal excluyente, hacia los nacionalistas radicales para quienes su idea de patria es más importante que quienes la habitan, hacia los codiciosos que incitan a la violencia para conseguir riqueza y poder y causan enorme sufrimiento a los más débiles. Ellos, en esa frase de Antonio Machado que lo resume, son ‘mala gente que camina y va apestando la tierra’…….

Felices quienes pueden contemplar la belleza del mundo porque tienen cobijo y defensa, ayudemos a quienes dedican sus mejores esfuerzos a que todos la compartan.

Imagen destacada : Moscú, de internet

6 comentarios en “Flores en tiempo de guerra

  1. Cuando un patán arrogante y sus corífeos la emprenden contra el prójimo ningún escudo floral detiene el horror; las flores implican sensibilidad, delicadeza, un mundo apacible que algunas fieras humanas se empeñan en destruir con la misma escrupulosa intención con la que esclavizan a sus congéneres o los arrasan. Este planeta nuestro se ha caracterizado por el imperio de la violencia de unos pocos hacia una mayoría que posee la fuerza de la razón pero no la de las armas; y, en la práctica, estas son, para desgracia de las poblaciones civiles de Siria, Etiopía, Ucrania… las que dictan el devenir.

    Y, el resto, acongojados, miramos… Mientras nuestros gobiernos envían contenedores de tiritas y mercromina.

    Salud.

    Le gusta a 2 personas

    1. Asi es. Una vez más creímos haber superado la guerra en Europa y la tenemos a las puertas. Y no sabemos qué hacer contra los señores de la guerra que consideran ‘débiles’ a quienes no ven motivos allí para emplear violencia . No suelo ser pesimista pero creo que esta situación hará que nuestra vida cambie en muchos aspectos a peor, vienen tiempos duros, ojalá me equivoque.

      Le gusta a 2 personas

      1. Estás en lo cierto. Putin es peligroso; un dictatorzuelo con las maneras estalinistas que se ha propuesto tomar el relevo de aquel imperio yanki que convirtió Oriente Medio en una zona desestabilizada para los restos y a Occidente en víctima del fanatismo. Se diría que su propósito real es la intervención militar extranjera en Ucrania para tener una excusa y teñir de sangre el continente. Solo así se explica la amenaza a Suecia y Finlandia, en particular, y al resto de países advirtiendoles de consecuencias que no se han visto todavía en la historia si hacen algo más que observar los acontecimientos.

        Me gusta

  2. Cuando Europa se aburría y le contaban que ‘la historia había terminado’ llegó el Covid y puso el mundo cabeza abajo. Ahora tenemos una guerra absurda y peligrosa a las puertas. El mundo nunca ha sido hermoso para todos y desgraciadamente siempre hay fanáticos poderosos a los que esa idea les tiene sin cuidado
    Gracias por comentar.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s